|
Sexenio democrático en La Rioja
Buscar

Contra los Borbones: Batalla de Castañares de las Cuevas

El Sol de la República
Los opositores riojanos a la monarquía de la reina Isabel II se habían decidido hacía días por el enfrentamiento directo y armado.
Así sucedía efectivamente el día 26 de septiembre de 1868 en las zonas angostas de la Sierra de los Cameros más próximas a la capital, en el lugar conocido como Peña del Cura, en la localidad de Castañares de las Cuevas, término municipal de Viguera, en el valle del Iregua.

Este fue el único enfrentamiento armado que se dio en la "septembrina" riojana. El resultado del combate fue negativo para los "sublevados". El ejército del gobierno borbónico había hecho prisioneros a nueve "Voluntarios de la Libertad", morían otros diez, y en total, de alguna manera, quedaron afectadas veinticinco personas.

El relato del desenlace final del enfrentamiento, y las intervenciones de las autoridades municipales de Logroño por evitar que se atentara "de ningún modo contra la vida de los prisioneros" puede seguirse en las Actas Municipales de Logroño, tomo de Sesiones de 1868, y en el tomo separado de este mismo año relativo a las Sesiones de la Junta Revolucionaria formada después del triunfo a nivel nacional.
Peñas del río Iregua en Castañares
El peso del enfrentamiento armado contra "los obstáculos tradicionales" (Olózaga) recayó en los progresistas de tendencia demócrata y republicana. Así lo muestran los nombres de los principales promotores del movimiento y las listas de muertos, heridos y afectados. Triunfante el movimiento revolucionario a nivel nacional, no antes, se sumaron los restantes grupos progresistas y algunos unionistas ofreciendo en primer lugar su ayuda en dinero por medio de suscripción para socorrer a las madres y esposas de los muertos, y en segundo lugar integrándose en los cargos de las Juntas Revolucionarias, en buena medida con intenciones de control de la situación.

En el Boletín Oficial de la Provincia de Logroño se hacen públicos los nombres de las veinticinco personas afectadas "en la lucha para conseguir el triunfo de la libertad". De esta lista se sacan las siguientes conclusiones. Sólo cinco están avecindadas en poblaciones distintas de la capital. El benjamín de los participantes conocidos tiene 18 años y el más veterano llega a 53. La mitad de los 25 tienen una edad media inferior a los 25 años. Casi la totalidad de los muertos están casados. Todos corresponden a una escala económica y socioprofesional muy baja. Salvo un Maestro de primeras letras, un Teniente de carabineros, un labrador y un hijo de una humilde comercianta, todos son de profesiones artesanales, simples hijos de jornaleres o jornaleros ellos mismos y sirvientes
P arece seguro, sin embargo, que la hostilidad meramente política contra el gobierno isabelino tuvo sus inicios en días anteriores, pues un servidor del trono tan fiel como el logroñés Vicente Fernández-Urrutia, en estas fechas Gobernador Civil de la provincia, era cesado por Real Decreto el día 23, y sustituido por el brigadier Francisco Garbayo Borres, que reúne el mando de la provincia, como él mismo dice en una dura proclama de presentación a los riojanos, "en los dos conceptos, político y militar".
 
Por la lectura de esta proclama se deduce que el orden y la ley del último gobierno de la Reina Isabel II -encabezado precisamente por un General íntimamente unido a La Rioja: José Gutiérrez de la Concha- estaban perturbados, y los denominados por el nuevo Gobernador "agitadores", "cabezas calientes", "soñadores" y "egoístas", se habían decidido hacía días por el enfrentamiento directo y armado.
Así sucedía efectivamente el día 26 de septiembre de 1868 en las zonas angostas de la Sierra de los Cameros más próximas a la capital, en el lugar conocido como "Peña del Cura", en la localidad de Castañares de las Cuevas, recogido en el relato superior.

Cuando triunfe el movimiento, y salgan a la luz las noticias del pronunciamiento contra los borbones se conocerá ampliamente la magnitud de los enfrentamientos y quiénes lo protagonizaron en La Rioja.