Fin del 'Trienio Liberal'
Buscar
LA RIOJA CONTEMPORÁNEA : P.V.P 14.99 €

Represión, muerte y exilio: 1823-1833

Así es la provincia de Logroño al nacer
Prise Logrono 18 Avril 1823
La imagen y el título superior es del énemigo'. Se encuentra en los Archivos Nacionales franceses.
Imagina la forma de cómo las tropas francesas actúan en la toma de la ciudad de Logroño cuando llegan en apoyo de Fernando VII y en contra del 'Régimen' nacido en 'los tiempos de Riego'.

Las dos palabras que mejor cuadran con el 'grabado' son represión y muerte. Y todos los que lograron esquivarlas, su salida fue la huida hacia el exilio. Esto es lo que pasó a partir de esta primavera del año 1823 en Logroño y en el resto del país hasta la muerte del Rey.

Los franceses invaden Logroño

pinedas
El 18 de abril de 1823 los franceses atacan Logroño. Defienden la ciudad 'la brigada' del coronel Eugenio de Arana; 'la columna' del brigadier Joaquín Sánchez; y el 'batallón' de la 'Milicia activa' de la ciudad mandado por el alférez Donato Adana. El relato del 'combat et prise de Logrono' ha sido reproducido 'por activa y por pasiva' en numerosas fuentes. Yo sigo el escrito en 'France Militaire'' p. 279.

Las tropas invasoras están compuestas de "cuatro batallones franceses con quinientos caballos y dos batallones afrancesados". "La 'brigada' del Coronel Arana fue cargada por todas las fuerzas enemigas y a pesar de la crecidísima superioridad de estas nuestras tropas se batieron con el mayor entusiasmo y bizarría retirándose con un orden prodigioso sobre Arnedillo, en donde se incorporaron con el resto de la división. A este mismo tiempo fue cargada la columna del brigadier D. Julián Sánchez que repelió al enemigo con la mayor tenacidad habiendo tenido la desgracia de perder a este valiente jefe que víctima de su denuedo quedó prisionero de guerra. El batallón de la Milicia activa de Logroño ha tenido pérdidas de alguna consideración pero ha dejado debidamente puesto el honor de las armas de la patria". ('Diario de Noticias de la ciudad de Sevilla, 27 abril 1823, p. 1258)

Este relato se completa con algnos otros datos de interés. Se considera que las "tropas de la brigada del Coronel Arana han sido las primeras que han medido sus armas con los infames franceses", pero al final eligen la retirada. Don Julián Sánchez había llegado a Logroño unos días antes de la entrada de los franceses, después de haberse incorporado al 2º Ejército de Castilla el 15 de febrero de 1823, al final elige la rendición y la capitulación. Es la 'Milicia activa' de la ciudad la que no opta por ninguna de estas alternativas y padece las consecuencias y los sinsabores directos de la ocupación.

prise

'Prise de la ville de Logroño
Cuando los franceses invaden España en 1823 inundan de 'ilustraciones' sobre las "Victoires et Conquetes des armes D'Espagne sous" con el título de 'Prise' de cada una de las ciudades, villas y pasajes por los que se mueven. A esto obedece el título que damos a este apartado, en relación con la invasión francesa de Logroño.

Exilio, cárcel, embargos ...

EXILIO. En el año 1826 los exiliados se reparten por procedencias geográficas y se dice que 29 son riojanos. Parecen pocos, pero si los comparamos con aquellos que salieron en las provincias a las que vuelven las poblaciones riojanas se incrementa su valor. Los exiliados de Soria son 8; burgaleses, 23; los alaveses 27 y los navarros, 182. En el global de las provincias españolas los riojanos ocupan el puesto 22.

Son riojanos destacados: Pedro González Vallejo, Manuel García Herreros, Ramón Sánchez Salvador, Del grupo del clero riojano -eclesiásticos- sabemos que parten para el exilio, los siguientes: Eduardo Pastor Zabala y Agustín Barrón y otros como Francisco Martín Merino -de Arnedo-, el después conocido como 'el regicida' al intenar asesinar a la Reina Isabel II en 1852. Y otros menos conocidos como Ramón Alesón o Domingo Santa Cruz

CÁRCEL. De inmediato, dos días después de la toma de posesión del cargo de nuevo de Corregidor de Logroño, Luis de Lemos, hace una lista el 15 de julio, desde el Ayuntamiento, en la que se incluyen a 21 logroñeses que deben ser encarcelados que vienen a ser todos aquellos que no habían huido después de la llegada de las tropas francesas a la ciudad.

Pertenecen al clero tres: Facundo Saturnino Delgado -cura de la Iglesia de Palacio-; José Ramírez de la Piscina -canónigo de La Redonda-; y Antonio Medizábal y Llorente -cura de Navarrete-. A los tres, se suma después el cura de Aldeanueva de Ebro, Ramón Lerena. Reciben sus penas en conformidad con las normas penitenciarias relativas al clero.
Son juriconsultos y pertenecen a la abogacía y a profesiones liberales media docena: Manuel Barasoain, Vicente Chasco y Abeytua (ambos abogados); José María de Andrés y Piudo (escribano); Mateo Moreno (Procurador de los Tribunales); y Alejandro de Olózaga y Vicente Ordaz (médicos)
Cuatro de la familia de 'comerciantes banqueros' -'agentes de cambio y bolsa' como se decía entonces- de los Santa Cruz: Francisco Javier y José (hijos); Manuel María García (suegro y consuegro) y Manuel Velasco (cuñado).
El resto hasta los 21 -ocho- son más variados. Martín Zurbano (ahora definido como agricultor); Rafael San Juan (tornero); Bernardino Arias (propietario y empleado), Ramón de Iriarte, Martín Ajuria, Blas Crespo, Manuel Martín de Echaurre y Antonio Lorza.
Salen de la cárcel a finales de julio después de pagar 200 ducados de multa cada uno.

EMBARGOS. El Archivo Territorrial Histórico de Álava es fundamental para seguir todo lo relacionado con estas causas. En él se conservan prácticamente todos estos documentos.
Por los datos deducidos de las 'causas' conservadas en Vitoria sabemos que este grupo de represaliados supera los setenta. La mayoría aparece con su nombre y apellido, pero algunos son tan poco conocidos que se les nombra con 'apodos' o referencias familiares sustitutivas con lo que se complica su análisis.
Hay apellidos distinguidos de antaño (Adana, Fernández de Luco); otros que ahora, en el ogaño, empiezan a despuntar y más tarde estarán en primer plano (Mateo Sagasta, Rodrigáñez, Amusco, Barrenengoa, ...); y los más, que en los 'tiempos de Riego,' lo fueron todo.

Separados de empleos en Correos: El más conocido en el ambiente político liberal logroñés es Sebastián Sáenz de Santa María uno de los fundadores de la 'Sociedad Patriótica de Amigos de la Constitución' y por ello encausado. Además fueron separados de sus cargos los empleados: Gaspar de Cocolina -primer oficial-, cuyo apellido está presente en dos milicianos nacionales de Logroño con estos dos nombres, Ramón y Santiago. Asimismo fue cesado Cesáreo Fernández de Acellana -oficial 2º- también miembro fundador de la 'Sociedad Patriótica' de Logroño. Y además se hizo lo mismo con el 'mozo de correos' José Campaña.

' El patriótico sexo femenino' logroñés tampoco se ve libre de represiones.
Participan no sólo en los momentos de vigencia y disfrute del liberalismo cuando escriben la 'Representación' al Rey, sino también en los días trágicos de las represiones después de la 'prise' de Logroño por los franceses. Y sí, están presentes y documentado, que acompañan a sus maridos a la puerta de la cárcel para despedirse y darles ánimos. También que reclaman ante las nuevas autoridades por sus hijos y familiares encausados. Y que presentan todo tipo de excusas y declaraciones ante lo que consideran abusos de todo tipo. Con razón fueron consideradas, ya entonces, como 'amazonas de la libertad'.
Y, en fin, no se escaparon ellas mismas de las represiones. Tuvieron que hacer frente a las multas que los documentos concretan hasta la cifra de 20 ducados.