La II República en Logroño
|
Debe instalar o habilitar FLASH
Ayuntamiento de Logroño
Buscar

Si haces clic vas a la portada del sitio

Basilio Gurrea Cárdenas: odontólogo

 
 

Republicano de toda la vida

El médico odontólogo Basilio Gurrea Cárdenas, logroñés, es uno de los ciudadanos más inquietos en cuanto a la participación política en su ciudad natal.

Desde joven milita en partidos republicanos, generalmente de ideologías atemperadas, y con sus etiquetas participa en la administración municipal. El momento de máxima representación lo alcanza en el segundo bienio de la República, que llega a ser Alcalde de la ciudad. Desempeñando este cargo es asesinado al iniciarse la Guerra Civil.

Gurrea en su Clínica en el año 1922

Basilio Gurrea Cárdenas fue Alcalde de Logroño durante la IIª República en dos ocasiones: desde el 5 de septiembre de 1932 hasta el 22 de septiembre de 1934; y del 20 de febrero hasta el 19 de julio de 1936. Su mandato fue interrumpido con la desaparición fisica por asesinato.

Son muchas las anécdotas relacionadas con este popular y distinguido odóntologo logroñés. En cuanto al momento que nos ocupa, la dictadura de Primo de Rivera, es muy conocida una por la que el Gobernador militar le impune una multa y en la que se constata las represalias y represiones del nuevo régimen.

Basilio Gurrea viajaba en tren entre Zaragoza y Logroño en los años de la dictadura, y la charla en el departamento derivó hacia la política y la actividad de los nuevos rectores de la política española. Sus juicios fueron tan peyorativos que al retornar a Logroño fue declarado culpable de mofa y burla de las instituciones. Sin más fue multado y declara persona desafecta

ALCALDE DE LOGROÑO EN LA SEGUNDA REPÚBLICA

Basilio Gurrea Cárdenas

Empieza su actividad política muy joven como republicano unionista de la capital, de tal forma que en el año 1903 será Concejal llegando en 1906 a Teniente Alcalde 2º, pero en abril de éste mismo año es suspendido en el cargo por una causa seguida por coacción electoral, por lo que en el verano renuncia.

Con la escisión republicana Guerrea ingresa en el Partido Radical con el que alcanza otra vez una Concejalía en las elecciones que dan lugar al Ayuntamiento de 1912 estando en el Ayuntamiento hasta 1916.

Por estas fechas ya está integrado dentro del Partido Reformista, que en la práctica será la única fuerza de oposición contra el dominio casi absoluto que habían alcanzado los liberales, hasta que los propios reformistas se asimilan a los liberales en los años veinte.

Basilio Gurrea Cárdenas- Óleo de Alcalde

Ya no vuelve a aparecer en cargos de representación municipal hasta las Elecciones Municipales de abril de 1931. Pero mientras tanto, con la crisis de reformismo nacional, transformó su militancia hasta llegar a la Derecha Liberal Republicana de Alcalá Zamora, partido al que pertenecía cuando fue elegido como Concejal del Ayuntamiento de Logroño dentro de la Candidatura de coalición entre republicanos y socialistas.