Promotores de espectáculos
El negocio del ocio

Desde mediados de la década de los "Felices Veinte" el ocio se fue consolidando y para ello nacieron promotores e inversores que movilizaron a los ciudadanos.

Fueron creados 'espacios de ocio' para todo tipo de espectáculos. Unos modestos y buen número muy destacados en comodidad, lujo y plazas.

Hemos seleccionado siete promotores de distintas áreas. Alejandro Pueyo es el gran modelo. Hipólito Rodríguez moviliza a los melómanos. Carmelo Segura moderniza la publicidad. Eustaquio de Victoriano e Hipólito Bergasa son ejemplos de empresarios del ocio, como lo es Francisco Alegría en el sector de la restauración. Pepe Eizaga 'vulgariza' con su alegría y empeño todo.