|
Vinilos de la ‘revolution’
Buscar

Música de los sesenta
Espectáculos en los sesenta


finales de los
sesenta

principios de los
setenta


Aquel que se preciara de joven y de antifranquista a finales de los sesenta y en los primeros setenta coqueteaba con CC.OO si era "productor" y con la FUE si era estudiante. Pero sobre todo vivía una estética de bufanda de tres metros, de melenas y de barbas modelo Che. Los cuellos Mao eran más difícil conseguirlos. Fumaba 'Tres Carabelas' los domingos, y a diario, 'Celtas'. Y además ...

George Harrison - 1973

escuchaba música de cantautores, acudía a recitales, discutía postpelis de Arte y Ensayo y compraba algún disco de vez en cuando.

Para formarse se acercaba a las librerías en busca de libros existencialistas y marxistas; leía ‘Triunfo’ y ‘Cuadernos para el Diálogo’. Escuchaba poco la radio y nunca veía la Tele, comentaba más las interferencias de La Pirinaica que lo que en ella se oía.
En busca de este mundo hemos hecho algunas catas arqueológicas persiguiendo documentos. Ha quedado poca cosa. Algunas pegatinas y panfletos; escasas imágenes y fotos; y varias bolsas de discos de vinilo con pelusas y mucho polvo. Sic transit gloria mundi.

Recreación de Logroño: 1953
Espectáculos en los cuarenta

Gozosos años sesenta...

The Beatles 1964
The Beatles 1966
The Beatles 1967
The Beatles 1968
Cubierta de disco de 1966
Los vinilos, hoy en bolsas, ya no son discos, sino vivencias agarradas al pasado. Jirones de la vida enmarcardos en el pretérito. Experiencias personales que narramos emocionados por el gozo o la tristeza. Y tal vez melancolía de juventud.

Constatamos, que son muy pocos con el coyright anterior a los setenta, y casi se reducen a los Beatles, Joan Báez, Serrat, Simon & Garfunkelm y a los villancicos regalados por la 'Obra Social de la Caja Provincial de Ahorros de Logroño' de la época.

Hoy comprobamos en las fundas el incremento de las masas capilares de The Beatles año tras año, las delicias de las músicas de Txalaparta y hasta el trino de los pájaros de aquellos años. Que Augusto Algueró y Joan Manuel Serrat tenían muy buena planta; que el dúo de Puente sobre aguas turbulentas iba a la moda; y que Joan Báez era un ángel, además de cantautora. El sonido se nos ha hecho visible, se nos ha objetivado.
El trino de los pájaros en 1958
Funda de disco de 1967
Estas son las imágenes de las fundas de los discos del ayer que han llegado hasta hoy, pero también nos acompañan conquistas sociales y de costumbres, menos palpables, que aquí están, pese a quien pese, y que muchos, que las niegan, se están sirviendo de ellas. Como hacemos todos. Y es que esta es la grandeza del pasado y los frutos de las semillas de la historia cuando mira hacia el futuro.

Serrat y Augusto Algueró en Río de Janeiro
Quedan, muchos, muchos recuerdos de vivencias personales y de experiencias colectivas. El status actual mediatiza la memoria y produce 'lecturas' -como decíamos entonces- divergentes y hasta incluso contradictorias. La ‘revolution’ de las letras de algunos de los singles de los Beatles se quedó en eso, en letra, el espíritu se esfumó. O quizás no.

Cuarenta años después conservamos los vinilos en sus fundas y el consuelo de buscar una utopía. No llegamos a la isla, pero convivimos, y disfrutamos, en la orilla.