La metalúrgica riojana

Mujeres riojanas empresarias

Antolina Ruiz Olalde
Es conocida popularmente como la Vda. de Solano. Inicia su actividad industrial junto con su marido, Celestino Solano, en los años treinta del siglo XIX, y es continuada por sucesivas generaciones de sus descendientes, alcanzando su máximo apogeo en los años treinta y cuarenta del siglo XX.

Guillerma Ubis Medrano
Viuda antes de finales del siglo XIX fundamentó sus negocios en los almacenes de coloniales situados en las calles de Sagasta y del Colegio en Logroño. Con el efectivo acumulado diversifica su actividad, dando prioridad a la molienda de cereales y la luz eléctrica, creando una fábrica moderna en las proximidades del río Ebro.
En el "Día de la Mujer Trabajadora" de 2007 queremos recordar a dos mujeres que con su empeño supieron llevar a una alta cota de prosperidad a dos ramas de la economía riojana agroalimentaria: las harinas y los caramelos de café con leche, así como también a las fábricas de electricidad.

Ambas son viudas. De Guillerma Ubis Medrano aún hoy contemplamos -desde el puente nuevo de Manterola al oeste de la ciudad- su obra en el río Ebro: la presa para llevar a cabo la molienda en su fábrica. De Antolina Ruiz Olalde queda la fama, en todo el país, de las "famosas pastillas de Café con Leche logroñesas".
Empresarias riojanas del siglo XX
Mujeres empresarias decimonónicas

A este par de mujeres empresarias que elaboramos su página en el 'Día de la mujer trajadora' del año 2007 añadimos otras dos que estudiamos en años posteriores: la comerciante banquera Juan Bautista Marín Piedramillera y la industrial de las conservas Tomasa Abecia de Arrese. Las dos participan en la economía riojana de manera activa a mediados del siglo XIX, en los momentos de 'optimismo' de la economía nacional. De ambas conoces sus inquietudes y sus hechos, pero no sus rostros. ¡Y bien que lo sentimos!
JUANA MARÍN PIEDRAMILLERA
Juana pertenece a ese 'grupo de viudas', que cuando desaparece el marido continúan sus trabajos e incrementan la actividad del negocio con pericia e ilusión. Está inmersa en el desarrollo de la economía liberal de la época, aliniándose en las innovaciones aportadas por esta interpretación económica.

Censo Municipal 1857

El sector económico en que se mueve -el financiero- es, no sólo minoritario, sino también muy endeble. En Logroño, en estos años decimonónicos, cotizan por contribución y operan como 'Casas de Comerciantes Banqueros', dos logroñeses únicamente, y una de éstas es la de la 'Viuda de González Crespo', marido de Juana Bautista Marín Piedramillera. Por la 'cuota' se puede establecer que es la 'Casa' secundaria en Logroño, mientras que la otra, la de 'Francisco Javier Santa Cruz, tío político del General Espartero, es la principal.

Mientras duran los años de expansión económica (llegada del ferrocarril, eliminación de las murallas y ensanche de la ciudad, creación de una Plaza de Toros estable,...) la 'Casa' operó como corresponsal de otras 'Casas' regionales, nacionales y extranjeras. Cuando en el año 1868 llegó la 'crisis' a la economía nacional, con ella Dña. Juana Bautista terminó en 'quiebra', y terminó cerrando el negocio. Mientras tanto habían sido unas tres décadas de trabajo financiero de esta mujer logroñesa.
TOMASA ABECIA DE ARRESE
El caso de Tomasa es prácticamente singular. En 1857 se organiza en Madrid la Primera Exposición Nacional sobre Agricultura de España. Entre las provincias de España llega también a Madrid la de Logroño. Exponen sus productos agrícolas prohombres de la región: Espartero, Juan Domingo Osma, Francisco Mancebo, el Dr. Zubía, ... y entre todos llega una mujer de Calahorra mostrando sus productos agrícolas en conserva.

Exponen en Madrid productos en conserva tres riojanos. Tomasa Abecia lleva hasta tres variedades: judías, pimientos y melocotones. Dñª Tomasa recibe una 'Mención honorífica' por "variadas conservas".

Pero lo más destacado arranca desde estos momentos. Su innovación es que publicita sus productos en la prensa de la región (Logroño) y también en la capital del reino. Lo hace en 'EL EBRO' (Logroño), y el impresor de este periódico el Sr. Faustino Menchaca, incluye en él anuncios o recomendaciones laudatorias sobre sus productos. También pueden comprarse sus productos en Madrid. En el popular centro de Madrid, 'MARTILLO DE MADRID. COMERCIO UNIVERSAL' de la calle Desengaño, según se anuncia en la prensa se venden distintos productos en conserva de Calahorra de Tomasa Abecia de Arrese.

Estamos ante una mujer innovadora en una ramo industrial que significa tanto para el PIB de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Iconografía de la empresaHay otras mujeres decimonónicas innovadoras en el campo de la economía en las que estamos trabajando. Entre ellas la viuda de Vallejo de Torrecilla de Cameros que consiguió destacar en un campo como el de las industrias gráficas, con una fábrica de papel, librillos de fumar y en especial 'los naipes de todas clases'. Hoy los coleccionistas de 'barajas' siguen indagando con gran entusiasmo sobre este personaje femenino que necesita ser tratada con más detenimiento como una mujer riojana destacada.