|

Sujetos históricos

Buscar
MARTÍN FERNÁNDEZ DE NAVARRETE Y JIMÉNEZ DE TEJADA
Teórico del provincialismo riojano
Nacido en Abalos y destacado historiador de la marina española. En relación con La Rioja, tema que a nosotros nos interesa, su principal aportación se debe al trabajo realizado en favor de que ésta se conviertiera en provincia de la monarquía española.

La historia económica de La Rioja está llena de intentos, algunos conseguidos, de unidad de los viticultores. El camino abierto por la concesión de Privilegios y Provisiones Reales a los municipios fue heredado por la Junta de Cosecheros de Logroño primero y por la Real Sociedad Económica de La Rioja Castellana en las dos últimas décadas del siglo XVIII y las tres primeras del siglo XIX. Sus empeños son mayoritariamente de tipo gremialista y defensivo en consonancia con los modos del Antiguo Régimen. Todas sus demandas desoídas casi siempe por las instancias superiores fueron transformando las estrategias de los grupos económicos, y de la unidad conseguida con intenciones esencialmente económicas se fue pasando a una unidad con intenciones políticas. Si no se consiguen mejoras desde las capitales de provincias desde las que se dependen busquemos convertirnos en provincia independiente. Son los inicios del "provincialismo riojano".

Los pasos más destacados de este movimiento han sido explicados por Martín Fernández de Navarrete en su Carta de un riojano a un Señor Diputado a Cortes. Primero se manifiesta en la Regencia de 1810. Después en los conflictos electorales de los que debían ser electos para ir a las Cortes de Cádiz, y más tarde en la organización de la recogida de suministros para las tropas "patrióticas" estantes o de paso por La Rioja en lucha contra los franceses (Es el caso de Santa Coloma). Con los Decretos de Fernando VII en mayo de 1814 las reivindicaciones se atemperaron. Pero la llegada del Trienio Liberal hizo aflorar en toda su dimensión el tema político de la "emancipación provincial".

Primero fue el Ayuntamiento de Logroño, el más interesado y favorecido, el que buscó aunar voluntades, y para ello recurrió a la protocolización de documentos concediendo poderes para se dedicaran del tema directamente desde Madrid. Después fueron los próceres, todos destacados hacendados con muchas aranzadas de viñas, los que proclamaron ... las razones ... para que en La Rioja se forme una Provincia separada e independiente de las de Burgos y Soria.

Nació, por fin, la provincia el 27 de enero de 1822, y llegó con mucho retraso, el 21 de abril de 1822, el primer Jefe Superior Político, Manuel Santiago Calderón y Fontecha. De cualquier forma fue por muy poco tiempo, pues el 28 de abril del año siguiente (1823), estaban otra vez las tropas francesas en La Rioja, ahora con modos e intenciones muy diferentes.

Esto supuso la diáspora y las destituciones de liberales y provincialistas que pagaron sus empeños con encarcelamientos, destierros y represiones.