|
Buscar
AUTOMÓVILES EN "LA BELLA EPOCA" Y "FELICES AÑOS VEINTE"
[Fiesta "El Coso Blanco" - 1915]
[50 PRIMEROS CARNETS]
[50 PRIMERAS MATRÍCULAS]
[PADRÓN PROVINCIAL - 1929]
[Centenario del automóvil]
[Riojanas al volante]

["La Bella Epoca"]
[LA MODERNIDAD ]


Historia del automóvil
en La Rioja en las tres primeras décadas del siglo XX.

Carnet, matrículas y propietarios.
VISOR DE ANUNCIOS Y
   MODELOS DE AUTOS

Anuncio de coches Años veinte

Las "vanguardias" cantan el invento del automóvil. Los intelectuales reniegan del ruido y del peligro de los coches. Las nuevas clases burguesas, enriquecidas en la posguerra, los saludan como una nueva forma de manifestar su poderío. Y esto sucede en toda España, y evidentemente también en la provincia de Logroño.

Hemos estudiado los Padrones de Patentes Nacionales de circulación de automóviles [Hacienda] y El libro Registro de Conductores de Automóviles [Obras Públicas] de la provincia de Logroño, así como alguna prensa local, para establecer algunas otras concluciones.

Y en primer lugar lo que puede deducirse es que: la obtención del carnet de conducir es muy lenta en el tiempo, y la matriculación de automóviles de todo tipo, aunque algo más ágil, tampoco adolece de excesiva velocidad. A 28 de junio de 1929 se han expedido en la provincia de Logroño unos 1800 carnet de conducir, y a finales del mismo año están sujetos a Patente pocos más de mil vehículos de las cuatro clases y con matrículas de todo tipo [LO, de otras provincia y del extanjero].

Anuncios iniciales

Anuncio de Renault. 1929
Anuncio de Ford 1923
Anuncio Buick 1928
La aceleración del proceso de obtención del carnet de conducir -"su democratización", puede decirse- se produce con la Dictadura de Primo de Rivera. Hasta entonces había sido excesivamente lento, y casi una exclusiva de los hijos, o cabezas de familia, de las clases más pudientes. Los primeros coches de la provincia pertenecen a las clases más pudientes, y tardan en usarlos como vehículos de modernización productiva. Anuncio Studebaker 1928
Anuncio Studebaker

El automóvil, en sus comienzos, fue ante todo una muestra de ostentación y distinción. Y esta marca aún subsiste aunque de manera matizada y reorientada.

Cuando giramos las visitas a los pueblos, suelen ser por dos motivos: "traernos para la capital el paquete" y enseñar el nuevo coche a los vecinos y amigos que aún subsisten en "el campo".

¡Cómo ha progresado fulanito!.
Cabecera revista especializada
Fragmento de Cabecera de
revista de Logroño