La Rioja Provincia
1
Esparteroo Hacendado riojano
2
Don Práxedes el mecenas
3
El siglo de las dos XX
4
La II República en Logroño
5
Cuarenta años de dictadura
6
Memoria de fin de siglo
7
Cultura en La Rioja
8
La Rioja en las Exposiciones
9
Pelota Historia
10
Los golpistas cambian los nombres de las calles
11
|
Caricaturas de Sagasta
Caciquismo sagastino en Logroño
Buscar

Sagasta Ministro

Gobierno Provisional de 1868

Gobierno Provisional de "La Gloriosa"

Ministro de Gobernación en "La Gloriosa"

El 19 de septiembre de 1868 la escuadra española, al mando de Topete, se sublevó en la bahía de Cádiz, proclamando "¡Viva España con honra!". En sus barcos estaban Prim y otros progresistas exiliados, entre ellos, también Sagasta. Rápidamente se formaron por todo el país Juntas Revolucionarias "antiborbónicas" que tomaron el poder y publicaron Manifiestos exigiendo sufragio universal, libertad de imprenta, abolición de la pena de muerte, supresión del impuesto de Usos y Consumos y Elecciones Constituyentes para redactar una nueva Constitución. Había empezado La Gloriosa, que destronaba a Isabel II, y duraría todo un Sexenio en el que se experimentaron todo tipo de formas y regímenes de gobierno.
El 30 de septiembre los sublevados entraron en Madrid, y el 8 de octubre se formó un Gobierno Provisional con el unionista general Serrano como Presidente, y ocho carteras ministeriales repartidas entre progresistas (Prim -Ministro de Guerra-, Sagasta -Ministro de Gobernación-, Ruiz Zorrilla -Ministro de Fomento- y Figuerola -Ministro de Hacienda-) y unionistas (Topete-Ministro de Marina-, Alvarez de Lorenzana -Ministro de Estado-, López de Ayala -Ministro de Ultramar- y Romero Ortiz -Ministro de Gracia y Justicia-. Los demócratas "cimbrios" recibían la Alcaldía de Madrid en la persona de Nicolás María Rivero.
La cartera clave, "terriblemente clave" escribe Antoni Jutglar, la de Gobernación, fue encomendada a Sagasta. Y su trabajo era la recuperación del orden "trastocado" por las Juntas Revolucionarias y la elaboración de las Elecciones por sufragio universal. Y empezó a operar muy temprano a través de Circulares a los Gobernadores Civiles.
Recuperó el "orden" disolviendo las Juntas rápidamente e intimidando a los movimientos republicanos producidos durante el otoño-invierno de 1868. Y decretó el 9 de noviembre la Ley del Sufragio Universal, experimentándolo previamente en las elecciones de Ayuntamientos, Diputaciones, ... y el 6 de diciembre extendiéndolo a las Elecciones a Cortes para los días del 15 al 18 de enero de 1869.
Sagasta, y el gobierno, se declararón monárquicos y aconsejaron que se votara a los que defendieran este principio, y la coalición gubernamental, con 160 escaños los progresistas, 80 más o menos los unionistas y casi cuarenta los demócratas "cimbrios", consiguieron que "la marea" de La Gloriosa no llegara a las Cortes, aunque se eligieran unos ochenta republicanos, más de 30 los carlistas y algunos monárquicos alfonsinos.
Hasta el verano de 1869, que se forma otro gobierno con Prim como Primer Ministro, se discutió y terminó aprobada (por 214 votos contra 55) y promulgada, el 6 de junio, la nueva Constitución de la monarquía española.

Ministro con Prim

Ministro de la Gobernación. Sagasta, en el Gobierno Provisional, había demostrado cómo se podía mantener "el orden", y cómo, además, se debían organizar las elecciones por Sufragio Universal y no perderlas. Este ejemplo fue tenido muy en cuenta por Prim para asegurarle el puesto, otra vez, del Ministerio de la Gobernación en la remodelación del Gobierno del verano de 1869 (18 de junio) y continuar manteniendo el orden.

Ministro de Estado. La Contitución de 1869 define a España como monarquía democrática. Y mientras se "buscaba" un Rey fue nombrado como Regente el "unionista" General Serrano que juró su cargo en las Cortes el 18 de junio de 1869. Mientras tanto, el progresista general Prim se ocuparía del Gobierno. En el primer gobierno que formó Prim, Sagasta se ocupó de la cartera de Gobernación, que venía desempeñando desde la formación del Gobierno Provisional.
Cuando se realizaron las gestiones más intensas en la búsqueda de un nuevo Rey, Sagasta es nombrado por Prim Ministro de Estado. Así que desde el 9 de enero de 1870 que Sagasta fue nombrado para esta cartera se vio envuelto en las conversaciones para llegar al nombramiento del Rey. Como las candidaturas manejadas eran múltiples, una vez excluido los borbones y los carlistas, tuvo que jugar un difícil papel. Se pensó en el portugués Fernando de Coburgo, para así hacer posible el sueño progresista de la "unidad ibérica", pero éste se resistió. Después en el prusiano archiduque Leopoldo de Hohenzollern, pero se opuso el francés Napoleón III. También en el Duque de Montpensier, pero su "duelo" le desacreditó. Así que se inclinaron por el Duque de Aosta, hijo segundo del Rey de Italia, Víctor Manuel II, que al final, después de ofrecimientos al General Espartero, fue el más votado en las Cortes como Rey de España.

Durante el reinado de Amadeo de Saboya fue Ministro de

Gobernación con Prim (25 diciembre 1870)
El 16 de noviembre de 1870 se votó en las Cortes si se aceptaba al Duque de Aosta como Rey de España. Y los resultados fueron estos:

Nº Votos Lo que se vota El pueblo martirizado
191 A favor
60 República Federal
2 República Unitaria
1 República sin concretar
27 Montpensier
8 Espartero
2 Alfonso de Borbón
1 Duquesa de Montpensier
19 En blanco

El resultado solventaba uno de los problemas más serios planteados por la nueva Constitución. Y de inmediato se pasó a recoger al Rey para lo que se nombró una comisión de 24 miembros, presidida por Ruiz Zorrilla, a la que se uniría el Ministro de Marina, para notificar a D. Amadeo en Florencia su elección como Rey de España.
El 25 de diciembre de este año 1870, Sagasta pasaba otra vez a Gobernación. Pero en la noche del 27, Prim fue agredido a tiros de trabuco en la calle de "El Turco" en Madrid, en el mismo coche en que había ido Sagasta hasta unos metros antes. Prim moría tres días después.
Mal empezaba en nuevo reinado.

El 4 de enero de 1871 el general Serrano, que había ya cesado de Regente, formó un nuevo gobierno manteniendo la forma de progresistas, unionista y demócratas y convocaba elecciones para el 3 de abril. Sagasta continuará en el Ministerio de la Gobernanción para resolver las Elecciones.

Gobernación con Serrano (4 enero 1871, dimite el 24 de julio 1871)

Después del "golpe" de Pavía fue:


Ministro de Estado e interino de Hacienda (3 enero 1874) y Ministro de la Gobernación con Zavala (13 mayo 1874)

"Yo estoy resuelto a fundar la República en el orden, a aumentar el ejército, a salvar la disciplina, a todo aquello que pueda darnos Patria. Pero yo estoy resuelto a emprender todo esto dentro de la legalidad. Si las Cortes me expulsan del poder, saldré del poder... Si las Cortes me sostienen, yo sostendré esta política", escribía Castelar el 31 de diciembre de 1873. Unos días después Castelar era derrotado en las Cortes y el general Pavía el día 3 de enero de 1874 disolvía el Congreso de los Diputados por la fuerza. La República Federal había dejado de existir.
Los radicales se encargaron del poder y entregaron la Presidencia al general Serrano que formó un gobierno con Sagasta como Ministro de Estado e interino de Hacienda que sólo llegó hasta el 13 de mayo, cuando Serrano pasó a la Presidencia del Poder Ejecutivo de la República. Su sucesor en la Presidencia del Consejo de Ministros, Zavala, nuevamente nombró Ministro a Sagasta, ahora otra vez en el Ministerio de Gobernación, en el que permaneció hasta el 3 de septiembre que por renuncia de Zavala, Práxedes Mateo Sagata pasó a ocupar la Presidencia.