Don Práxedes el mecenas
|
Con clic a portada
Sagasta "un animal político"
Buscar

LA RIOJA CONTEMPORÁNEA PVP. 14,99 €
  • Clemente Mateo-Sagasta, padre de PráxedesPráxedes Mateo-SagastaTadeo Salvador

    Amós Salvador RodrigáñezTirso Rodrigáñez Mateo-SagastaMiguel Salvador Rodrigáñez

    Lorenzo Codés GarcíaAmós Salvador CarrerasIsidoro Rodrigáñez Sánchez_Guerra
    "Clan sagastino riojano"
    El regusto liberal

    Imaginemos, para explicarlo, un vector temporal dividido en tres espacios. El central acoge los nombres propios de los tres actores principales de esta familia: Práxedes, Hipólito y Tadeo, cuyos apellidos, Mateo-Sagasta, Rodrigáñez y Salvador conforman el conjunto del clan liberal riojano. El trío de apellidos, con otros nombres de pila, está presente también en la primera y última estancia del vector imaginado.

    Los miembros varones de la primera generación familiar habían practicado la política en el más oscuro plano de lo local. Clemente Mateo-Sagasta, Celedonio Rodrigáñez, prepararon -y padecieron- el camino hacia el éxito de los años de "La Gloriosa", y militando en esta misma línea política modernizada, los situados en la estancia superior del vector, Amós, Miguel y Tirso, consolidaron a la familia hasta el final de la centuria, y añadieron, a través del maridaje, otro nuevo apellido, Codés, a la trama familiar.

    Así que al final del siglo la red de la familia sagastina riojana contaba con el suficiente capital humano como para poder copar todo el entramado político provincial sin ningún tipo de estrecheces, dificultades o embarazos.
  • Sagasta con su nieto en Ávila
    MATEO-SAGASTA, UN SERRANO DE TORRECILLA DE CAMEROS

    La provincia de Logroño nació el 27 de enero de 1822, y su primer Jefe Superior Político fue Manuel Santiago Calderón y Fontecha. Pero fue por muy poco tiempo, pues el 28 de abril del año siguiente (1823), estaban otra vez las tropas francesas en La Rioja, ahora con modos e intenciones muy diferentes.

    Esto supuso la diáspora de los liberales y la destitución de todos los que se habían señalado con estas ideas, especialmente los que más habían luchado por la llegada de la nueva provincia, pagando sus empeños con encarcelamientos, destierros (como sucedió con el padre de Práxedes Mateo-Sagasta) y represiones.

    Don Clemente, el padre, terminó en Torrecilla de Cameros, el pueblo de su mujer, y aqui, por estas circunstancias políticas, nació Don Práxedes.

  • Sagasta, propietrio de 'La Iberia'
    Profesión: Ingeniero de Caminos
    Sagasta se forma, y muy bien, como técnico. Consigue ser Ingeniero de Camios, Canales y Puertos en la Escuela Superior de Madrid y con el número uno de su promoción. Sin embargo ejerció esta profesión por muy poco tiempo. Estuvo destindo en Zamora y proyectó algunas carreters de la zona hacia Galicia y más tarde trabajó en el tendido de ferrocarriles hacia el norte

    PASION: POLÍTICA Y PERIODISMO

    Pero su auténtica pasión fue la política (fue "uan animal político"). Por ello fue Diputado a Cortes por Zamora en 1854, en las Cortes de Bienio Progresista con Espartero en la PresidenciaDespués lo fue por el Distrito de Logroño capital hasta que tuvo que partir hacia el exilio condenado con pena de muerte

    Después se integró en la redacción del periódico liberal "La Iberia" al que terminó comprando en apoyo de su pasión política.
  • Sagasta Diputado en 1868
    Curriculum político de Sagasta
    Mateo-Sagasta lo fue todo en la vida política española de la segunda mitad del XIX. Diputado a Cortes, Ministro y Presidente del Consejo de Ministros.

    Representó a los zamoranos en varias legislaturas en el reinado de Isabel II y el de su hijo Alfonso XII; a los madrileños en el Sexenio Democrático y, en especial, a sus paisanos riojanos en el Distritoo de Logroño-Capital.

    Fue Ministro en el Sexenio en distintas ocasiones

    "Es de todos los españoles el que ha sido más veces Presidente del Consejo de Ministros. Su mejor amigo es el tiempo. Su política ha consistido siempre en dejarlo todo para mañana. Ante las ingratitudes se sonrie; ante las rebeldías, se cruza de brazos; ante los conflictos, se enconge de hombros.
    Una desgracia es para él como una ola. Baja la cabeza y la deja pasar.
    Por eso dijo a Martínez Campos que le iba a fusilar en Sagunto y luego fue Ministro con él. Por eso destituyó a Weyler en Cuba, y le da ahora (1901) la cartera de Guerra. Por eso ha podido gobernar con la República, con la restauración y con la regencia. Por eso es Sagasta".
  • Sagasta Ministro en el Sexenio
    Ministro en la "revolución"
    Oé, oé, ya es ministro el del tupé
    Entre los nueve personajes enlevitados posando en torno a una mesa y una silla, que concretan, en una muy conocida fotografía del francés Jean Laurent, el Gobierno Provisional de 1868, se encuentra un riojano. Todos muestran bigote, y cinco añaden al mismo, barba. El primero a la izquierda de pie, según miramos, es Práxedes Mateo-Sagasta Escolar, riojano de Torrecilla de Cameros, que luce además de barba y bigote la cabellera más poblada del conjunto. La singularidad de Sagasta no tendría mayor significado si no fuera porque, muy poco tiempo después, las revistas humorísticas del período político que se iniciaba insistieran en sus caricaturas sobre el detalle. Al que sería Ministro de Gobernación se le pinta con labios carnosos, barba y un cono, tirando a cucurucho, en exceso puntiagudo de cabellera ensortijada, y añaden en el pie de imagen Oé, Oé, ya es Ministro el del tupé. El grabado hizo fortuna y se convirtió en uno de los motivos satírico-burlescos más reiterados del Sexenio, y hasta de la Restauración, de la prensa jocosa nacional sobre el Ministro riojano.
  • Sagasta, Presidente del gobierno en 1881
    Decires y chascarrillos
    "El mantra" sobre D. Práxedes

    Fue como un mantra el rosario de anécdotas que circularon sobre los beneficios otorgados por Sagasta a sus connaturales riojanos y a la ciudad de Logroño. No sólo se fijaron en las dádivas colectivas concedidas, -tan cantadas por los versificadores provincianos: Hospicio, Tabacalera, Cuarteles, Escuela, puentes, ... sino también en las donadas a las personas anónimas. Que un paisano le solicita un empleo, y en el estadillo ministerial solo hay una baja, la de Obispo de Soria, se la ofrece, y excusándose de ser seglar, le asegura que eso no es problema, que se arregla en pocos días. Que un serrano, para superar los malos tiempos, juega a la lotería y acude a pedir ayuda a D. Práxedes para que haga algo, y cuando la suerte le favorece con el tercer premio, no encuentra ningún reparo en escribirle dando las gracias y comprendiendo que no le haya tocado el primero por las múltiples ocupaciones de sus cargos. Que se le cae el pelo por la psoriasis, pues recrea que se la ha curado con el remedio casero, pero eficaz, de la meada de una burra paridera, y los calvos, no te digo, como abusaron de sus alopecias. O que siendo un joven titulado de Ingeniero de Caminos, se enamora de una buena moza zamorana, unida ya en matrimonio con un jefe militar, pues la rapta para alcanzar su objetivo, y ya está. Son algunas de las leyendas urbanas contadas sobre D. Práxedes. Evidentemente son sólo eso, anécdotas, fabulaciones, o si se quiere, chascarrillos, pero el trasfondo que reflejan en la región va más allá, muchísimo más allá. Tú tranquilo, ruega a Don Práxedes, que él proveerá.
  • Sagasta en el siglo XXAmorcillos de Sagasta
    Caricaturas para todos los gustos
    El humor rodea a Don Práxedes
Valido XHTML 1.0 Strict|CSS válido | CONTACTOS | curriculum | publicaciones | © copyright | || ARRIBA |