Sucesos en La Rioja
1910
Desaparición de un Alcalde
¡Y nunca se supo más de él!

Bonifacio Montalvo García, de 51 años, Alcalde de Ribafrecha, desapareció.

La noticia llegaba a la capital el día 21 de enero 1910 de esta forma: "Desde las siete de la mañana de ayer falta el alcalde del pueblo, sin haber dado aviso a nadie y sin que se sepa su paradero; cosa extreña, pues siempre avisa donde va; además ayer dejó las llaves puestas". Nunca más volvió a su casa.

Se dieron opiniones para todos los gustos: desde el asesinato hasta el suicidio, pero resultó que nunca se aclararon los hechos y la familia se vistió de luto dándole por muerto.

Los defensores de la hipótesis del asesinato culparon a las disputas políticas emanadas de unas elecciones municipales recientemente celebradas. Los que se inclinaban por el suicidio nunca pudieron dar con el cadáver.

Fueron inútiles todas las detenciones e interrogatorios efectuados por la Guardia Civil tanto entre los vecinos del pueblo como entre los de las poblaciones cercanas. Igualmente resultaron baldíos los reconocimientos de casas, pisos, pozos y posibles lugares que pudieran enmascarar sus restos. El Juez Insstructor nombrado al efecto tampoco consiguió nada. E incluso el concurso de pitonisas y adivinadoras a las que también se acudieron. Ninguna pista tuvo efectos positivos.

¿Fue asesinado y su cadáver cubierto con cal viva?

El enigma nunca se resolvió, y el autor o autores se llevaron la verdad a la tumba, como al propio Alcalde.

¡¡Son cosas de los años diez del siglo XX!!. En este caso relacionadas con La Rioja.