|
Con clic vas a la portada del sitio
CICLISMO EN LA RIOJA
Buscar

E
l ciclismo no es una de las actividades deportivas mayoritarias de los riojanos. Ni en cuanto a la práctica, ni en cuanto a su significado en el mundo del espectáculo en general. No obstante, también goza de una dilatada historia, que repasamos en esta página en relación con las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX -hasta la Guerra Civil-. Sistematizamos su examen en cuatro apartados para que resulte más fácil su comprensión y acceso.
1º Realizamos unos apuntes sobre los primeros tiempos, cuando el ciclismo era simplemente festejo, sin llegar a la consideración de deporte. 2º Enumeramos a aquellos riojanos pioneros en el mundo de la bicicleta. Cubren las dos primeras décadas del siglo XX. 3º "La Vuelta de Piqueras" y el Club Ciclista Logroñés (1923) formalizan el ciclismo como deporte. 4º Finalmente nos ocupamos de uno de los mejores ciclistas logroñeses, "Fanfa", trágicamente desaparecido en 1932.

"En los primeros tiempos"





L
a primera Sociedad relacionada con el ciclismo riojano se crea en Logroo hacia el año 1883, con el nombre de Veloz-Club Riojano, con domicilio en la c/ Once de Junio y con trece socios. Sabemos de su existencia por el documento gráfico que presentamos, los recuerdos de José María Trevijano, y por la reiteración, por las fiestas mateas, de sus ofrecimientos al Ayuntamiento de la ciudad para organizar o ayudar a la organización de demostraciones festivas de "carreras" de velocípedos.

Efectivamente, en los Programas de las Fiestas de San Mateo de las últimas décadas del siglo XIX se incluyen este tipo de actividades.

A principios del siglo XX -¿1903?- se crea la Unión Velocipédica Riojana (su Presidente es Francisco Laredo; y su Vicepresidente Basilio Gurrea) con la que se inicia el enfoque del ciclismo como deporte y espectáculo. La nueva orientación se manifiesta en 1903 con la organización de "la prueba de resistencia" en carretera -con título de campeonato provincial- cubriendo el trayecto de Logroño-Navarrete-Royo- Nalda y Logroño el 8 de septiembre, y el "campeonato provincial en pista" el 23 del mismo mes (realizado en el Espolón convertido en "velódromo" y con pago de entrada). (Las imágenes de la Colección de Amós Salvador sobre ciclistas recuerdan esta carrera)


"Las
indivi-
duali-
dades"





En la primera década son las Sociedades dedicadas al ciclismo, como "La Unión Velocipédica Riojana" y algunos otros grupos del mismo ramo, como el "Cuerpo Auxiliar ciclista de Logroño" los que organizan las carreras. En la mayoría de las ocasiones con fines benéficos.
Con la aparición de las Sociedades dedicadas a los "sport", sobre la base de un campo de Foot-Boal -según se escribía-, son las que se encargan de lo mismo, pues la Sociedades especializadas en ciclismo tardan en aparecer, aunque sean muy reclamadas.

Logo del 'Club Ciclista' Así sucede con el "Logroño Recreation Club" en los finales de la década del diez y en los primeros años veinte, o desde la fundación del "Club Deportivo Logroño" después.

En los años de la República lo hacen La "Sociedad Ciclista Rioja" (creada el 11 de marzo de 1932) y el "Club Ciclista Logroñés" (renueva el Reglamento anterior el 10 de marzo de 1933).

CICLISTAS SINGULARES
E
l ciclismo como deporte va fraguando en las primeras décadas del siglo XX. En el primer cuarto del siglo no existen -que sepamos- grupos o equipos ciclistas, si no simplemente sigularidades, más o menos destacadas, que participan en carreras locales, e incluso en nacionales, con el calificativo de independientes.

Nos han llegado algunos nombres propios señalados en las informaciones de la prensa local, entre los que destacamos a Amós Aguirre Agudo -en la imagen de la izquierda-, Gabino López, Francisco Eraso, Leandro Fernández en la primera década.

Cesáreo Ruiz, Sáenz Torre, Cesáreo Ortega, Máximo Ortiz, Pedro Ubis, Eladio San Pedro; José Ramírez, Delfín Montoya, Jesús García.., y algunos otros, en la segunda década y principios de los años veinte


LOS CORREDORES
Amós Aguirre Agudo es el primer campeón de la provincia de "fondo" en carretera, como Gabino López lo es de pista. Ambos en 1903.
Cabecera de factura de Cesareo Ruiz. 1922


El más destacado de este período es Cesáreo Ruiz, que en la I Volta a Catalunya (1911) queda en sexto lugar después de ganar la 2ª etapa en Lérida, y que termina refugiándose en el diseño y construcción de bicicletas locales muy celebradas bajo la marca "VICTORIA". Su inquietud también se manifiesta por los reiterados intentos de organizar el ciclismo en una Sociedad local.

En los años veinte se incrementa la afición a la bicicleta concretándose en la formación del primer "Club Ciclista Logroñés " (12 de septiembre de 1923, con Fermín Gómez como Presidente) y en la aparción de un puñado de corredores que se dan a conocer en las carreras locales y en otras celebradas en el País Vasco.

Cesáreo Ortega gana la carrera, que el año 1920 organiza el Recreación entre Logroño y el Kilómentro 20 de la carretera de Soria. Junto a él destacan unos cuantos jóvenes, como Máximo Ortiz y Eladio San Pedro (segundo y tercero clasificados).

Jesús García empezó a destacar un poco más tarde como en la participación en el Campeonato de Vizcaya en 1923. Pero sus mejores momentos corresponden a los años de La Vuelta de Piqueras.



"Vuelta a Piqueras"


A
finales de los años veinte, y en dos años de la IIª República, se celebra en La Rioja una carrera ciclista de fondo en carretera, conocida con el nombre de "Vuelta Piqueras", que puede ser considerada como la PRIMERA GRAN CLASICA DEL CICLISMO RIOJANO.

Empieza y termina en Logroño, después de rocorrer el valle del Iregua, con aproximadamente unos 116 kilómetros, pasando por las poblaciones que se relacionan en la imagen de la izquierda.

Se realiza coincidiendo con las Fiestas de San Mateo en los años 1927, 1928, 1929, 1930, 1931 y 1933. Es decir, llegan a celebrarse SEIS VUELTAS DE PIQUERAS antes de la Guerra Civil. En 1932, año en que muere [2 de agosto] José García FANFA, no se celebró. En en 1934 se suspendió por falta de medios y porque la Unión Velocipédica Española la clasificó como de categoría regional, haciendo perder todo el interés.

En 1935 se aplaza por coincidir con el Campeonato Nacional y después se suspende definitivamente. En su lugar, y con el mismo nombre, se celebra, este año, el Campeonato de La Rioja.

Reaparece en 1945 en plena posguerra, también en las mismas fechas.

Palmarés "VUELTA DE PIQUERAS"

Año Número Fotografía Campeón Segundo Tercero
1927 I Ricardo Montero Ricardo Montero Enrique Aguirre Francisco Cepeda
1928 IIidem Ricardo Montero Luciano Montero Jesús Dermit
1929 IIILuciano Montero Luciano Montero Ricardo Montero Jesús Dermit
1930 IVFederico Ezquerra Federico Ezquerra José Garcia, 'Fanfa' Jesús García
1931 VJosé García, 'Fanfa' José Garcia, 'Fanfa' Jesús Dermit Eusebio Bastida
1933 VIJesús Dermit Jesús Dermit Manuel Ginés Benito Cabestrero
1945 VIIDalmacio Langarica Dalmacio Langarica Félix Vidaurreta Andrés Morán
1948 VIIIIgnacio Orbaiceta Ignacio Orbaiceta Lorenzo Martín Juan Cruz Ganzaraín
--- IX?? '' '' ''
1953 XLuis Navarro Luis Navarro Federico M. Bahamontes Antonio Sánchez

Se celebraron, al menos, diez 'VUELTAS DE PIQUERAS' en La Rioja a lo largo de casi treinta años, entre 1927 y 1953.

Los corredores participantes, en especial los ganadores, pertenecen al selecto grupo de los mejores de cada época. En la síntesis del palmarés de la columna de la izquierda están campeones de España, y alguno, como Bahamontes, gana el Tour de Francia y otros participan.

La organización corresponde a el Club Deportivo Logroño y al Club Ciclista de la misma ciudad, y es patrocinada por instituciones e industrias.de la capital de La Rioja.

En apartados inferiores contamos su historia.
1927-1928-1929. Las primeras
Dominio de los Hrnos. Montero


S
Las tres primeras Vueltas de Piqueras son dominadas y controladas por los corredores del equipo ciclista del Real Unión Club. Especialmente por los dos hermanos Montero, ayudados por un tercero.

Hermanos Montero del Club Irún
La I (1927) y II (1928) las gana Ricardo Montero -que fue Campeón de España en años anteriores-. La tercera (1929) Luciano Montero -que es Campeón de España de este año y lo será después varias veces-. Además Ricardo queda el segundo en la III y Luciano en la II.

Participaron, 29, 47, y 40 corredores respectivamente, pertenecientes al Club organizador, al dicho Real Unión de Irún y también a otros como el Club Baracaldo, Athletic de Bilbao/Ciclista Bilbaína, el Izarra de Estella, Arenas Club, Deporitvo Alavés, Ciclo Balompédica Mirandés, e independientes destacados de gran parte de España, como los Hrnos. Trueba o Federico Ezquerra.

En la práctica la carrera se resolvía siempre en la subida al Alto de la Pineda fuera la carrera en uno u otro sentido: Logroño-Villamediana o Logroño-Islallana.

Estas tres primeras vueltas son organizadas por el Club Deportivo Logroño, que en estos años también alcanzó en fútbol puestos muy destacados, en la Federación Guizpuzcoana en la que estaba integrado. Los premios principales son concedidos por las instituciones. Pero las industrias locales -Trevijano concedió una prima de conservas al pasar por Vista Alegre la I-, las Bodegas Franco Españolas -250 ptas al segundo clasificado-, y algunos Ayuntamientos del recorrido también colaboran. El público, según las crónica- sigue las carreras con gran entusiasmo.

1930. Cuarta Vuelta.
Vence Federico Ezquerra


S
Se inscriben 31 ciclistas pero se presentan en la salida únicamente 23. Participan, como en ediciones anteriores, corredores locales y de clubs vascos, además de algunos de Madrid, Santander y Palencia. La carrera fue muy disputada desde el principio con ataques de los corredores riojanos en la subida a Leza, aunque la carrera se resuelve en la subida al Alto de la Pineda.

Federico Ezquerra
Federico Ezquerra pasa el primero batiendo el récord de la subida con 18 minutos. Los inmediatos seguidores pasan a 50 metros y el resto muy desperdigados. se retira Luciano Montero en Catañares de la Cuevas.

Gana Federico Ezquerra con casi siete minutos de ventaja sobre Fanfa, Jesús García y Eusebio Bastida, que ocupan los siguientes puestos entrando juntos. Ezquerra se lleva 300 ptas, José García "Fanfa" 350 y Jesús García 250. Estos dos, más "Dioni", Dionisio Fernández, representan a La Rioja en el Campeonato de España.

1931. Quinta Vuelta.
Vence el logroñés "Fanfa"


Jesús García, 'Fanfa'
El único riojano que inscribe su nombre como campeón de la "Vuelta de Piqueras" es José García, "Fanfa". El mismo había sido subcampeón el año anterior.

Se celebró el domingo 20 de septiembre y la iniciaron 25 corredores con un magnífico equipo de la "Ciclista Bilbaína" capitaneado por Dermit, además de los mejores del equipo local el "Deportivo Logroño".

Hasta el Alto de la Pineda prácticamente no sucede nada. Aquí se forma el grupo de media docena de corredores -Dermit, Federico Ezquerra, Fanfa, Vallejo, Eduardo Ruiz y Jesús García, a los que se une después Bastida- que realizarán toda la carrera juntos hasta la meta.

En el sprint se impone "el pequeño Fanfa" que ha invertido cuatro horas, dos minutos y 40 segundos. Fueron segundo y tercero, Jesús Dermit y Eusebio Bastida.

1933. Sexta Vuelta.
Triunfa Jesús Dermit


El año anterior -1932- no se llegó a organizar esta Vuelta. Las razones principales esgrimidas fueron por faltas de apoyos económicso, pero es posible que también influyera la trágica muerte de José García "Fanfa" el 2 de agosto.

Jesús Dermit - 1932
Cuando se programan las Fiestas de San Mateo de 1933 en la ciudad de Logroño, el Logroño F. C, se preocupó de organizar la tradicional carrera de la "Vuelta de Piqueras", aunque con unos premios y participantes inferiores.

Se realiza la prueba el 24 de septiembre con el recorrido tradicional. Toman la salida 33 corredores de equipos de las provincias limítrofes, en especial, de las vascas y de Zaragoza, y corredores locales.

La prueba fue, prácticamente, un mano a mano entre el asiduo y bien colocado en las pruebas anteriores, el bilbaíno Jesús Dermit -que gaó al sprint- y el zaragozano Manuel Ginés. Los riojanos mejor clasificados fueron Jesús García (4º) y Emilio Trincado (9º).

La Vuelta a Piqueras en el franquismo.
E
n 1935 se aplaza 'La Vuelta a Piqueras' por coincidir con el Campeonato Nacional y después se suspende definitivamente. En su lugar, y con el mismo nombre, se celebra, este año, el Campeonato de La Rioja. Reaparece en 1945 en plena posguerra, también en las mismas fechas. Se celebran otras cuatro Vueltas a Piqueras más, por lo menos, de las cuales nosotros tenemos documentadas tres: las de los años 1945 (VII), 1948 (VIII) y 1953 (X)

1945. Renace la Vuelta a Piqueras Gana Dalmacio Langarica
Doce años después de celebrarse la VI Vuelta de Piqueras (1933), en plena década del hambre, se retoma el itinerario de la PRIMERA GRAN CLÁSICA CICLISTA RIOJANA.

El Reglamento nos aporta los datos fundamentales. Organiza el Club Ciclista Logroñés y se celebra el 23 de septiembre de 1945 a partir de la 8,30 de la mañana, con el clásico recorrido de los anteriores vueltas y un total de 125 kilómetros. Con premios para los doce primeros (1º 1000 ptas y 700 al 2º) y cuatro más para los locales con derecho a la general.

Sellos de los organizadores

La participación es muy baja. El día anterior a la carrera (22 de septiembre) sólo están incritos 13 procedentes de Bilbao (3), Estella (2), y Vitoria (4), más cuatro riojanos. El día de la carrera participan algunos más, entre ellos el que será el ganador de practicamente todo, Dalmacio Langarica.

La carrera es una pelea entre Langarica y Félix Vidaurreta (de Estella), que se clasifican en la meta de Logroño en el mismo orden, seguidos por Andrés Morán y el local Francisco Ugarte.

Se escribió del éxito de la organización y posteriormente se seguiría realizándose otras Vueltas.


1948. VIII Vuelta a Piqueras Gana Ignacio Orbaiceta
D
espués de dos años sin celebrarse, al sustituirse por una vuelta a La Rioja Alta y otra a Calahorra, vuelve la clásica en el año 1948, en las mismas fechas (21 de septiembre, Fiestas y Ferias de San Mateo) y con el itinerario de siempre. Participan corredores de calidad menos señalada que en ocasiones anteriores. Sin embargo, se consigue establecer el record de velocidad en el recorrido con más de 11 minutos sobre la del año 1930.

Ignacio Orbaiceta
El Alto de Pineda es coronado en primer lugar por el que sería después el gandor de la prueba. Bajando el puerto pincha y es cogido por Lorenzo Martín, que continuarán juntos hasta Lardero. Aquí Orbaiceta ataca y no puede seguirle su acompañante.

Gana la prueba el pamplonica Ignacio Orbaiceta en 3 horas, 39 minutos y 32 segundos. El último, de los nueve que la terminan, entra en la meta con un tiempo de 4 horas y 16 minutos. Las diferencias tan considerables se debieron a los numerosos pinchazos padecidos durante el recorrido.

1953. Décima Vuelta. Gana
Luis Navarro. Bahamontes 2º
S
e celebra el 11 de junio en las Fiestas de San Bernabé con el clásico recorrido de 120 kilómetros pasando por Villamediana hasta llegar a Soto de Cameros y después ascender el Alto de Pineda, para volver por la carretera general de Soria desde Villanueva hasta Logroño. Corren 23 inscritos, entre ellos el después ganador del Tour de Francia, el toledano Federico Martín Bahamontes.

Luis Navarro
El alicantino Luis Navarro, que luego será el ganador, se escapa antes de llegar a Ribafrecha, y hace todo el recorrido sólo sin que puedan alcanzarlo. Bahamontes demuestra sus dotes de escalador escapándose en la Pineda y ascendiendo en solitario a 28 kilómetros por hora.

Terminan únicamente 15 corredores. El primero es Luis Navarro en 3 horas, 34 minutos y 30 segundos. Después Federico Martín Bahamontes en 3-38-36. El primer clasificado riojano es José Ezquerra, de Fuenmayor, en 4-1-10, siendo el noveno de la clasificación general.

1935. Escuadrilla de Logroño

El campeón de La Rioja, Bernabé Villanueva, en el momento de cruzar la meta en esta 'X Vuelta a Piqueras'





In Memoriam Muerte de 'FANFA'









José García, conocido con el apodo de "Fanfa", muere el día 2 de agosto de 1932 a las 10,30 de la noche en el Hospital de Azpeitia. Había sufrido un gravísimo accidente cuando participaba, con otros 18 corredores, en la carrera para el campeonato vasco-navarro de ciclismo, organizada por la Sociedad Deportiva Lagún-Onak de Azpetia. Le faltaban un par de meses para terminar el servicio militar.

Fanfa, desde muy joven, se había formado en el ciclismo riojano, participando como miembro del eguipo del Club Deportivo Logroño. Desde sus primeras participaciones [1927] en LA VUELTA DE PIQUERAS (La Rioja) dio muestras de calidad. Su progresión fue muy rápida, de tal forma que hizo un importante papel en la VII Vuelta al País Vasco (1930), y el año anterior a su muerte (1931) ganó la carrera riojana.



Accidente y muerte: 2 agosto 1932

El accidente se produjo en la bajada de la cuesta de Meagas, cercana a Zarauz. Descendían a unos 45 Km. por hora alineados por el centro de la carretera, cuando, tras una curva, apareció en sentido contrario el coche M-26.268, conducido por un chófer con una señora y sus hijas. Los cuatro ciclistas que iban en el grupo chocaron contra la parte derecha del coche.

El médico de ruta curó a los heridos y se dió cuenta de la garvedad de "Fanfa" disponiendo sus traslado rapidísimo al Hospital de Azpeitia, en donde se le apreció fractura del maxilar inferior, hundimiento del frontal y probable fractura de la base del cráneo. La noticia fue comunicada a la familia llegando al hospital primero su madre y una hermana por la tarde. Y tras su muerte, por la noche, su padre, un hermano y la novia.

En la ciudad se sabía de la participación de Fanfa en la carrera de Azpetía, y esperaban que, como en otras ocasiones, hiciera una buena clasificación. Por ello cuando se supo que había sufrido un grave accidente impresionó mucho a sus seguidores y a los aficionados en general.

La noticia llegó a Logroño en las primeras horas de la tarde y tanto los vecinos como las organizaciones ciclistas y deportivas estuvieron pendiente de la situación del herido.

Especialmente estuvieron en contacto con el Hospital de Azpeitia los socios de la Sociedad Ciclista Riojana y los del Deportivo Logroño, que desde el primer momento sabían de la gravedad del accidente.

En su favor se realizaron homenajes, destacando especialmente los partidos de pelota celebrados en Logroño en el Frontón Beti Jai y las proyecciones de películas, en el ahora cine, Frontón Riojano.

Datos tomados de "La Rioja" (3 agosto 1932) y de la Inspección de Espectáculos de Hacienda