|
Necesitas instalar FLASH
Buscar
Si haces clic vas a la portada del sitio
María de la O Lejárraga García

María y "La Cívica"

La Cívica, Asociación Femenina de Educación Cívica, fue anunciada por María en agosto de 1931 desde la tribuna del Ateneo, y a través de octavillas y sueltos en los periódicos en los meses siguientes.

Comenzó sus actividades en marzo de 1932 en locales de la Escuela Superior de Magisterio de Madrid, trasladándose en junio a una sede propia en la plaza de las Cortes, nº 6. Procedentes del Lyceum, la compositora María Rodrigo y Pura Maortua de Ucelay fueron las que acompañaron a María en esta tarea fundacional. El principal trabajo fue desarrollado además de por María y Pura por las maestras Julia Peguero y Mercedes Sardá. Los requisitos económicos para pertenecer eran pagar una cuota de ingreso de cinco pesetas y una mensual de dos pesetas.
María Lejárraga y socias de la Cívica - 1932
a las clases medias

Era una asociación dirigida a la clase media. No pretendía ocuparse de las capas superiores de las clases medias, sino de las capas inferiores, es decir, de esas jóvenes empleadas en el sector servicios especialmente, que carecían de foros culturales y sociales, que aún no tenían un lugar en los sindicatos de clase y no se decidían a militar en un partido. Los dos objetivos concretos declarados por María eran crear una especie de "hogar espiritual y material para las mujeres que trabajan" y formar "una Escuela de Estudios Sociales para la mujer española". No se orienta por una ideología política determinada dejando en libertad a cada una de las afiliadas para defender las tesis que consideren oportunas.

En La Cívica se organizan cursillos sobre muy diversos temas impartidos por algunas de las afiliadas, además de la propia María, y distinguidos profesores; se daban clases de idiomas, taquigrafía, corte y confección, música y declamación; y se leían conferencias sobre deporte, biología, pacifismo, abolicionismo, ... También se organizaban visitas a museos, excursiones o bailes. Funcionó, además, el Club Anfistora de teatro, dirigido por Pura Ucelay y Federico García Lorca.

El éxito de La Cívica fue notable. En el verano de 1932, al inaugurar la sede en la calle de La Cortes, se dice que son unas seiscientas afilaidas, para llegar más tarde tener mil quinientas asociadas.

reportaje gráfico María en La Civica
Jiménez de Asúa - María Lejárraga Socias Cívica Ricardo Aznar Rodolfo Llopis César Juarros Naría en La Cívica
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: colaboradores de "La Cívica"


Junta directiva en 1932

ColaboradoresEntre los que participaron en las actividades de La Cívica están: Rafael Campalans (Evolución de la ciencia), doctor Goyanes (Concepción Arenal), Sr. Hernández Pacheco (Características fisiográficas de la Península Hispánica), D. Tomás Batuecas (Una vida ilustre de mujer: Madame Curie), Luis Jiménez de Asúa (La mujer ante la nueva Constitución), Gonzalo de Reparaz (El amor y la poesía en la historia del islam), José Sanchís Banús (El socialismo y la mujer), entre otros. Pero especialmente colaboran personalidades femeninas del momento. María de Maeztu (La marcha de las ideas), Isabel Oyarzábal de Palencia (Seguro de maternidad), Matilde Muñoz (Historia del vals), Dolores Nogués (La ciencia del hogar),.. y especialmente las afiliadas más activas, como Julia Peguero (La belleza en la educación del sentimiento), Benita Asa de Manterola (El sufragio en España) y la propia María Lejárraga (Federación).

Validada XHTML 1.0 | Validado estilos CSS | ©2016 bermemar.com | publicaciones | curriculum | CONTACTOS | arriba